Año del buen servicio al ciudadano

Entorno regulatorio favorable para la Inclusión Financiera

 

La Superintendencia de Banca, Seguros y AFP trabaja sobre un marco de regulación y supervisión que contempla aspectos prudenciales y de conducta de mercado, creando condiciones favorables para que las instituciones financieras mejoren el alcance y profundidad en la provisión de los servicios financieros. En esta línea, se ha diseñado un marco regulatorio que facilita la inclusión financiera responsable.

En el marco de la regulación y supervisión prudencial, la SBS contribuyó al fortalecimiento de las entidades del sistema financiero, generando con ello instituciones financieras con adecuados niveles de rentabilidad y solvencia. En particular, se ha facilitado el desarrollo de una diversidad de proveedores de servicios financieros, los cuales están sujetos a un esquema de supervisión proporcional al riesgo, favoreciendo de este modo, el desarrollo de las entidades microfinancieras, así como de permitiendo la innovación a través de nuevos canales para facilitar la inclusión financiera tales como: cajeros corresponsales, oficinas compartidas, oficinas móviles.

Asimismo, se desarrolló un marco regulatorio que promueva la creación de nuevos productos que faciliten la inclusión financiera tales como: dinero electrónico cuentas básicas y microseguros. El Microscopio Global del 2016 destaca como mejoras notables realizadas por nuestro país: la nueva regulación de microseguros que facilitará la protección a través de un seguro de poblaciones de bajos ingresos y más vulnerables; y el desarrollo de los servicios financieros digitales para facilitar las transferencias electrónicas de bajo costo y cuyo avance se evidencia a través de la plataforma de pagos móviles electrónico y el ingreso al mercado de empresas emisoras de dinero electrónico.

En el marco de la regulación y supervisión de conducta de mercado, la SBS ha establecido como pilares fundamentales: la adecuada gestión de reclamos, transparencia de información y prácticas de negocios. De esta manera se incluye una constate búsqueda de un trato justo y oportuno hacia los usuarios; un diseño adecuado de productos orientados a satisfacer las necesidades de grupos objetivos claramente identificados; la transparencia de información que revele información clara y apropiada, antes, durante y después de la contratación; la eliminación de barreras de salida poco razonables para cambiar de productos o proveedores; una mejora en la calidad de orientación y atención al público conforme con las circunstancias de los usuarios que la solicitan; una adecuada gestión de reclamos tanto en tiempo como en calidad de respuesta; y el cumplimiento de condiciones pactadas que vayan acorde a las expectativas generadas por la empresa tanto en funcionamiento como en estándares de servicio.

En ese sentido, a través de la supervisión de conducta de mercado se ha logrado implementar medidas que permiten un mejor acceso a la información y calidad de los servicios financieros por parte de los usuarios para su toma de decisiones informadas, siendo oportuno señalar lo siguiente: (i) se estandarizaron los nombres de comisiones de todas las entidades financieras en los productos de mayor consumo y se ampliaron los tipos de servicios que no pueden ser cobrados; (ii) se requirió que los cajeros automáticos muestren las comisiones que cobran por las operaciones que se realizan en los mismos; (iii) se precisó un orden en la aplicación de los pagos que hacen los clientes en las tarjetas de crédito comenzando por los consumos que tienen mayores tasas de interés; (iv) se implementaron mejoras en la seguridad (chip) y en la información brindada en los estados de cuenta; (v) se establecieron responsabilidades de las entidades financieras en cuanto a consumos no reconocidos (como en caso de clonación) en tarjetas de crédito; (vi) se fijó una formula única para todas las entidades en el cálculo del pago mínimo en tarjetas de crédito para que se pague una fracción del capital de la deuda; (vii) se establecieron criterios para la detección de cláusulas y prácticas abusivas en seguros, así como el derecho de arrepentimiento (resolución del contrato) en caso de seguros adquiridos fuera de los locales de las compañías de seguros; (vii) se establecieron lineamiento para una adecuada contratación de productos comercializados mediante bancaseguros; entre las principales medidas.

Además, a partir del Reglamento de Gobierno Corporativo y de la Gestión Integral de Riesgos se ha buscado incorporar, en la cultura organizacional de las empresas, la adecuada gestión de conducta de mercado como un factor adicional a considerar al definir la estrategia de negocio de cada institución y en los procedimientos relacionados con la gestión de productos y servicios; así como se han establecido responsabilidades en los órganos de gobierno corporativo al respecto.

Finalmente, cabe señalar que el Perú ha sido reconocido, por noveno año consecutivo, como el país con mejor entorno en el mundo para las microfinanzas e inclusión financiera en el Microscopio Global de the Economist Inteligence Unit. Este documento indica que el Perú cuenta con un marco de regulación y supervisión de conducta de mercado adecuado que incorpora lineamientos relacionados a las prácticas que adoptan las empresas en la oferta de productos y servicios financieros, la transparencia y revelación de información, la gestión de reclamos, y en general en la relación con los usuarios. El reporte asimismo destaca al Perú como un país que tiene un entorno que puede ser un ejemplo de mejores prácticas para países que están en sus primeras etapas en el establecimiento de políticas para la inclusión financiera.