Año del buen servicio al ciudadano

Importancia de la Inclusión Financiera

 

La inclusión financiera es un medio para mejorar el bienestar de la población a través del uso responsable de los productos y servicios financieros ofrecidos por las entidades financieras, el crecimiento económico y la reducción de la informalidad.

Por ejemplo, el acceso a productos y servicios financieros adecuados permite a las personas ahorrar sus excedentes de capital, de manera segura, en el sistema financiero formal para inversiones futuras como la educación; el financiamiento para la realización de actividades generadoras de ingresos les permite acumular activos y mejor administración de los recursos del hogar en el tiempo, y los seguros refuerzan la estabilidad de los hogares al aumentar su capacidad de resistencia ante siniestros. En este sentido, el uso de instrumentos como el ahorro formal o los seguros refuerza la estabilidad de los hogares al aumentar su capacidad de resistencia ante choques económicos.

Asimismo, favorece a las empresas permitiéndoles acceder a nuevas oportunidades de crecimiento a través de la inversión en nuevas tecnologías y en capital humano. Al igual que para los hogares, las necesidades de inversión o de gasto necesarias no se adecuan frecuentemente a los recursos generados, es por ello la importancia de acceder a ciertos productos que permitan generar liquidez para afrontar los gastos respectivos. Por tanto, acceder a servicios financieros de calidad impulsa el aumento de la productividad y rentabilidad de los negocios al facilitar las transacciones de pago y cobro a un menor costo y con mayor.

La inclusión financiera contribuye al desarrollo estable de un sistema financiero a través de diversos mecanismos, entre los que destacan: una mayor participación de la población en el sistema financiero que genere una base de depósitos sostenida y reduzca la dependencia de mercados financieros internacionales; así como, la reducción de la informalidad financiera.

En consecuencia, se espera que la implementación de políticas públicas que promuevan la inclusión financiera permitirá, como país, lograr el desarrollo económico y social de las poblaciones de menores ingresos y más vulnerables, mejorando sus condiciones de vida y potenciando la actividad de las micro y pequeñas empresas; asimismo, permitirá incorporar segmentos de la población que usualmente se encuentran excluidos, ofreciéndoles acceso a servicios financieros básicos; y, garantizar el acceso a servicios financieros en condiciones adecuadas, utilizando instrumentos más eficientes, más confiables, más modernos y menos costosos, permitiendo en el largo plazo lograr un sistema financiero más equitativo, más transparente, más desarrollado y más competitivo